miércoles, 5 de noviembre de 2008

Chicle. (Florencia Potenzo)

Vi cuando él

pegaba el chicle debajo de la mesa,

entoces fui, lo despegué y me lo comí.

Luego lo tragué

para no olvidarme jamás su sabor.

5 comentarios:

Gabriel Fara dijo...

Que petisa desagradable!
comiendo chicles usados...
aparte, si te tragás un chicle te morísssss

Lau dijo...

jajajjajjajajjajjaja

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

la florista dijo...

para para para...en castellano por favor....

siempre me robe los chicles
era mas fuerte que yo...
los veia ahi abandonaditos!!!

la florista dijo...

re tarde el comentario...jijiij